PINTURA AL ÓLEO la web original de Miguel Fernández
  Cómo quitar el barniz de un cuadro
 
Cómo quitar el barniz de un cuadro
Miguel Antonio Fernández Fernández


Nos referimos a quitar un barniz de un cuadro nuestro, que tenga como mínimo 3 años y no quitar el barniz de un cuadro que sea una antigüedad, pues esa es labor de un restaurador de obras de arte profesional.


El barniz que se aplica actualmente es un "barniz para cuadros" compuesto de una resina sintética o de dammar y de un disolvente. Si no hemos aplicado un barniz raro, industrial o un experimento de esos que se les ocurren a los pintores, es muy fácil de quitar.

Materiales:

-Algodón
-White spirit (también conocido como aguarrás mineral, símil del aguarrás disolvente sin olor).


El cuadro se coloca en posición horizontal y entre la tela y la mesa, en el hueco que produce el bastidor se ponen unos libros, simplemente para que al hacer fuerza la tela no se hunda. Se pone un poco de White spirit en tarro de paredes bajas y se empaña una torunda de algodón. Con la torunda escurrida se elimina el barniz frotando suavemente en pequeños círculos. Siempre hay que mirar si el algodón está de color marrón (que quiere decir que solo hemos eliminado la suciedad y el barniz) o está manchado de color (por ejemplo, amarillo, lo que quiere decir que hemos quitado el barniz y parte del color amarillo). Por tanto, hay que quitar el barniz vigilando que no nos llevamos color.

En los cuadros recientes, de menos de 3 años, el óleo está completamente seco y es raro que nos llevemos pintura. Por tanto, si es un cuadro de 5, 10 o más años, el óleo está perfectamente consolidado y es muy difícil llevarse pintura con el algodón y el White spirit. Aún así, hay que estar vigilante, porque todo puede pasar. Imagine que el artista empleó algo raro con el óleo para disolverlo, puede ser que ese "algo" se reblandezca. Sin embargo, si el artista empleó simplemente trementina y óleo o un poco de aceite de linaza o un medio comercial, es muy, muy raro que se disuelva.

El White spirit es el disolvente que los fabricantes de barnices para bellas artes han pensado para su eliminación. Con dicho disolvente ha de ser suficiente. Si usa otros disolventes más potentes o mezcla el White spirit con otros productos, entra en un terreno peligroso. Para usar disolventes más potentes sin dañar la pintura ha de ser restaurador de obras de arte. Los restauradores hacen pruebas sobre los cuadros y saben hasta qué punto pueden usar una mezcla de disolventes.

Cuando se ha eliminado el barniz, el cuadro se puede volver a barnizar.

(C) 2014.Miguel Antonio Fernández Fernándes. Todos los derechos reservados.
 
  Total 445519 visitantes (781273 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=