PINTURA AL ÓLEO la web original de Miguel Fernández
  Subastar tus obras
 

Subastar tus obras
Miquel Antonio Fernández Fernández


 

Deseamos subastar en una casa de subastas un cuadro que hemos pintado. El proceso es el siguiente:

a) Ha de llevar a la casa de subasta el cuadro para que sea tasado.

b) Supongamos que el cuadro se tasa en 1.200 euros.

c) Pero el cuadro se ofrecera en subasta por mucho menos. Se establece un precio de salida, por ejemplo, un 25% inferior. (1.200 x -25% = 900 euros).

d) Si en la subasta se vende el cuadro por un remate de 900 euros (lo habitual es que el precio de remate coincida con el de salida en estos tiempo de crisis) hay que descontar las comisiones, gastos de catálogo, de seguro, de almacenaje, el IVA de cada uno de estos gastos.

e) Las comisiones de la sala de subastas vienen a suponer un 33,3% del remate (900 x -33,3% = 300 euros).

f) Por tanto, ganaremos (900 - 300 = 600 euros). Es decir, la mitad del precio de tasación o el 66,6% del precio de remate.



En resumen:

Tasación: 1.200.
Precio de salida: 900 (el -25% de 1.200).
Precio de remate: 900.
Comisiones de la sala: 300 (el 33,3% de 900).
Ganancia del vendedor: 600 (la mitad del precio de tasación o el 66,6% del remate).



Aclaraciones:

En las subastas judiciales los bienes muebles (entre ellos obras de arte) se adjudican si los postores pujan a partir de un 50% con respecto al precio de tasación. Si le embargan, por ejemplo, el cuadro que ponemos de ejemplo y lo tasan por 1.200 euros, se subastará sin precio de salida, pero se adjudicará, en principio, al postor que ofrezca una postura (puja) como mínimo del 50%, es decir, 600 euros. Si su deuda era de 500 euros, le darán al acreedor los 500 y los 100 que sobran a usted. Por el contrario si la deuda era de 700 euros, al acreedor le dan los 600 de la subasta y le quedan por adeudar 100. Para ello hay que embargarle y subastar más cuadros.
La adjudicación judicial es más compleja, pero hemos contado lo más concreto.

Las casas de subastas procurarán que obtenga como mínimo el 50% del precio de tasación, de forma parecida a las subastas judiciales, aunque se rigen por la ley de subastas públicas.

En la realidad de las casa de subastas cuando el precio es pequeño, debido a las comisiones, puede que usted gane poco, alrededor de un 30% del valor de tasación. Sin embargo, cuando suben las pujas y el precio se eleva, la ganancia del vendedor es superior al 50% del valor de tasación.

Siempre es mejor que ofrezca a la casa de susbastas un conjunto de cuadros, pues las posibilidades de venta aumentan.

Los cuatro valores que más se tienen en cuenta para que un cuadro se venda son:
a) Perfecto estado de conservación.
b) Estética o belleza de la obra.
c) Procedencia clara de la obra de arte.
d) Autenticidad.
Las obras mal conservadas o, según el criterio de la sala de subastas, poco estéticas van a ser rechazadas, pues su venta es complicada y difícil. El esfuerzo y gasto que supone la restauración de ciertas obras no se compensa con el valor de la obra. Las obras que pueden proceder de robos u orígenes sospechosos, también se rechazan. Se seleccionan obras auténticas del autor. Para ellos se valora mucho que la obra tenga un certificado de autenticadad (los mejores son los realizados por el propio autor, después, por una fundación o herederos del autor, finalmente por un experto), la factura de compra o cualquier catálogo de exposición, fotografías testimonial, libros donde aparezca la obra, alguna referencia.

El precio de salida suele varias de una casa a otra y de un país a otro entre el 80 y el 60% del valor de tasación. Por ejemplo en los países anglosajones es costumbre que el precio de salida sea de 2/3, es decir, del 66,6% del valor de tasación.

Si tiene la desgracia de no vender el cuadro en la subasta, recibe el término de "invendido" y en la próxima subasta se rebajará el precio un 30, 40 o 50%, según las normas de la casa de subasta.



Conclusión:

Subastar un cuadro u obra de arte supone ganar como mínimo la mitad del valor de tasación.
Todos ganan: el comprador obtiene un cuadro con una rebaja del 25% del valor de tasación o de mercado, la sala de subastas gana el 33,3% del precio del remate y usted la mitad del valor de tasación.



Algunas leyes relacionadas:

Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista. Venta en pública subasta, artículos del 56 al 61.
Ley de Enjuiciamiento Civil. De las Subastas de Bienes Muebles, artículos del 643 al 654.

(C) Mayo 2015. Miguel Antonio Fernández Fernández: Todos los derechos reservados.

 
  Total 380316 visitantes (681268 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=